¡Nuevo capítulo de los MuecoConsejos especiales dedicados a los colores! En esta ocasión vamos a analizar el amarillo, de los colores luminosos que gozan de mayor preferencia conforme nos vamos haciendo más mayores. 

Además, este color está muy presente en experiencias y símbolos relacionados con el sol, la luz y el oro, pero aún así no es un color que tenga mucho protagonismo. Algo que es debido a lo poco estable que es, si le añadimos una gotita de cualquier otro color se puede convertir, por ejemplo, con rojo en naranja y con azul en verde. Por ello, su dependencia de cualquier otro color para hacer las combinaciones.

El color de la alegría y los emojis

El amarillo es el color del optimismo ya que serena y anima y por lo tanto el color de la amabilidad. De ahí que los emoticonos sean amarillos porque es divertido, irradiante y amplia nuestra sonrisa, al igual que “Los Simpsons”.

También lo podemos asociar a la luz y la iluminación y en este ámbito está emparentado con el blanco, tiene un efecto ligero porque parece venir de arriba. Si pintamos el techo de una habitación amarillo es alegre, porque parece inundada de luz solar, de ahí que la luz de una lámpara sea amarillenta y cuanto más amarillenta, más natural y más hermosa.

Ligado con la luz también está la iluminación mental. En muchos idiomas la claridad es sinónimo de inteligencia. Además, en el mundo islámico, el amarillo dorado simboliza la sabiduría y en la antigua Europa es el color del entendimiento que pertenece a la cabeza. 

Si eres rubi@ tienes origen divino

¿Qué decimos de los cabellos de este color? Pues que los griegos representaban a sus dioses con el pelo amarillo e incluso los mortales, incluido los varones, querían ser rubios por las connotaciones que implicaba. Hasta el punto de que se untaban un decolorante en el pelo y pasaban horas al sol hasta que se les volvían rubios. El nombre que recibían era personas de pelos dorados, en cambio, los europeos lo acortamos a rubia para referirnos a las personas que tienen el pelo amarillo.

Además, es el color del oro, ¿sabías que hay leyendas alemanas que dicen que donde hay flores amarillas, hay oro enterrado? Por si quieres tenerlo en cuenta en tu próximo paseo por el campo.

Igualmente es un color asociado a sentimientos como la envidia, los celos y la mentira, pero este no es el amarillo del sol, este amarillo lleva un poco de verde, es el amarillo pálido. De hecho en otros idiomas la palabra celos viene del color amarillo como por ejemplo en francés “jaune” (amarillo) –> jalousie (celos), así como en Francia y Rusia “una casa amarilla” es un manicomio. 

Es el color del gusto ácido, solo tenemos que pensar en los limones. Reluce como un relámpago, por eso también es un color espontáneo, de la impulsividad y llamativo, de ahí que se adoptara universalmente como color para las señales de advertencia. Pero no solo de las señales, también a otros ámbitos como por ejemplo en el fútbol con la tarjeta amarilla o una bandera amarilla izada en un barco, que significa que en él se ha declarado una epidemia y nadie debe subir. Misma idea que se aplicaba en el medievo cuando se declaraba la peste en una ciudad. 

En cada cultura, un sentimiento

Por el hecho de que el amarillo llame tanto la atención sobre algo hace que muchas personas lo asocien a lo desagradable, antipático o hiriente.  Al ser un color con estas connotaciones negativas, en la Edad Media quien tenía deudas se les colgaba telas amarillas en su vestimenta. Al igual que a las madres solteras, lo que venía a significar “manchas de la deshonra”.

Por este mismo motivo a los judíos en la Segunda Guerra Mundial se les obligó a llevar la estrella de David amarilla cosida a sus ropas (en la religión judía es azul) no solo porque este color en su religión estaba prohibido, sino también porque no se podía ocultar, se veía incluso en la oscuridad. 

Y, por último, si ya vimos que el rojo era el color de la felicidad en China y la India, ¿el amarillo qué es para ellos? Pues este es el color de la gloria, sabiduría, armonía y cultura. Sin ir más lejos y como claro ejemplo, he aquí una historia china de la creación: “Dios creó a los hombres modelándolos con masa y cociéndolos luego en un horno. Pero los primeros hombres que había cocido no los tuvo el tiempo suficiente en el horno, por lo que salieron de él demasiado pálidos, blancos. Al segundo intento, los tuvo demasiado y salieron negros. Solo al tercer intento consiguió obtener los hombres del color ideal: amarillo dorado.”

En China también explican el destino del mundo y del hombre mediante el famoso yin y yang. Nosotros conocemos esta figura con los colores blanco y negro pero realmente este elemento viene de allí y se representa con los colores negro y amarillo. El YIN (color negro) es la fuerza femenina, el principio pasivo, el receptor. El YANG (color amarillo) es la fuerza masculina, el principio activo, creador. Yin y yang son contrarios como causa y efecto, uno no puede existir sin el otro. Todo lo que vive y todo lo que pertenece a la vida, sentimientos, elementos, alimentos, animales, etc., corresponden al yin o al yang.

El amarillo en casa

¿Te apetece darle un toque fuerza a tu casa? Pues es el color perfecto si queremos que nuestro hogar tenga un chute de energía. Para ello, no dudes en meter textil de este color y lo conseguirás.

Si eres una persona más atrevida, ¿por qué no poner un sofá o butaca de este tono? ¡Te hará muy feliz! Y romperás las formalidades como en los siguientes ejemplos, que reconoce, te gustan.

Si variamos la tonalidad, como es el caso de este amarillo crema, sugiere calidez y es, además, la esencia de la discreción.

Es perfecto para un dormitorio juvenil, ya que refuerza el autoestima y sí, también elimina los miedos.

Pero si el amarillo en la pared nos resulta demasiado, otra opción interesante para estos dormitorios sería combinarlo con otros tonos y darle toques de amarillo, lo cual estimula la imaginación y creatividad de los peques de la casa.

Mezclándolo con otros colores como el blanco se consigue más luz al tratarse de dos colores luminosos. Aquí un claro ejemplo.

Mientras que si lo combinas con el gris, lo que aporta es serenidad y relajación, pero si abusamos mucho de él puede ser triste. Para evitarlo se recomienda añadir unas cuantas piezas amarillas para conseguir el equilibrio perfecto.

¿Y por qué no sorprender a tus clientes con una recepción tal que así? Te mola, ¿verdad?

Si te gustan los espacios chics con su toque bohemio, esta combinación es perfecta para ello, el amarillo le da luz al negro y el negro aporta elegancia al amarillo.

En otra parte de la casa como la cocina es recomendable no abusar de color estridentes, al igual que con el rojo, si nos gusta podemos aplicarlos a manteles y vajillas.

Y para complementar y poder jugar en casa con este color están las telas de la marca Camanance, las cuales puedes encontrar en nuestros puntos de venta. Aquí tienes algunos ejemplos.

Además de, papeles pintados de Coordonne, marca de la que por cierto, somos también distribuidores.

Sara Murcia
Sara Murcia
Graduada en Administración y Dirección de Empresas, no sólo es una de las personas responsables de MuecoCeuta, también te cuenta como experta en la materia, las últimas tendencias en interiorismo y decoración

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *