Para tratar de hacer los días un poco más amenos hemos decidido explicar, durante el tiempo de confinamiento que nos queda, los diferentes efectos y sensaciones que producen los colores.

Si lo piensas, conocemos muchos más sentimientos que colores, pero un mismo color actúa en cada ocasión de manera distinta. Algo que viene determinado porque asociamos los colores a experiencias universales profundamente enraizadas desde la infancia en nuestro lenguaje y pensamiento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no existe una verdad global y común en todas las culturas en este aspecto.

Para poder empezar a situarnos y explicar los colores aquí tienes el círculo cromático, el cual nos permite comprender las relaciones entre los diferentes colores.

Círculo cromático
  • Colores primarios: azul, rojo y amarillo.
  • Colores secundarios: violeta, naranja y verde.
  • Colores terciarios: rojo anaranjado, amarillo anaranjado y azul violeta.
  • Complementarios: son los que están opuestos en el círculo cromático, por ejemplo: el rojo y el verde, azul y naranja, etc.

Ahora, ¿por qué no adentrarnos un poco en la historia y muchas curiosidades que nos ofrecen los colores? Como seguro te ha picado la curiosidad, vamos a empezar por el AZUL, que por cierto, ha sido elegido como el color de 2020.

De forma anual Pantone publica el que determina es el color del año.

Este color es el color preferido. En las viviendas resulta algo frío pero tranquilizante a la vez, por eso se usa bastante en los dormitorios. El color más frío se podría decir que es el blanco, pero no, porque este significa luz mientras que el lado de la sombra siempre es azulado, de ahí esa percepción.

Resulta ser el color de la simpatía, la armonía y fidelidad, puede ser frío y distante pero ¿por qué asociamos a este color a estos sentimientos? Porque cuando pensamos en el azul pensamos en el cielo, color divino, y que nos determina algo eterno, por lo que se ha terminado asociando inconscientemente a lo que deseamos que permanezca, que dure eternamente, así que también se podría asociar a lo lejano, irreal e incluso a la ilusión y espejismo, esto es la fantasía.

Color de dioses y… ¿masculino?

El azul es también el color divino porque los dioses viven en el cielo. Además, es una creencia popular que los abalorios azules protegen de todos los males como, por ejemplo, en el mundo mediterráneo y en el Próximo Oriente, el amuleto del “ojo mágico”. El azul y el blanco combinados simbolizan los valores supremos, por lo que engloban a la verdad, el bien y la inteligencia. Todo algo un poco cósmico, ¿no crees? 😀

Conocemos el azul como un color masculino pero siento decirte que no es así. Hubo un tiempo en el que el color azul estaba asociado a lo femenino debido entre otras cosas a que todos los pintores mostraban el manto religioso de color azul siendo el del hombre el rojo y el negro, que muestran la fuerza.

Malo para el camuflaje y exclusivo para la nobleza

Otras de las curiosidades que podemos contaros es que el azul se utilizó para los uniformes en la Primera Guerra Mundial. Donde las tropas alemanas empezaron vistiendo de este color pero conforme fue pasando el conflicto bélico, y al ser los colores tan evidentes para los contrarios, se impusieron los tonos camuflaje para ser más difíciles de ver.

Por otro lado, ¿sabías que en la Edad Media todo el mundo podía vestir de azul pero no de cualquier azul? Esto era debido a que se trataba de un color propio de la nobleza, la plebe podía usar el azul pero celeste porque era donde más se notaba la suciedad. Puede resultar increíble pero así se las gastaban en aquella época.

Y como última curiosidad, ésta seguro es de las que más gusta, está la llamada “blue hour” u “hora azul”, que es la del anochecer, justo después de salir del trabajo donde bares y pubs ofrecen ofertas especiales, ya que se trata del momento de relajarse una vez concluida la jornada laboral.

Estas son algunos datos curiosos que este color nos ofrece, el cual en resumen, podemos decir se trata de un color profundo, a veces ligero y otras electrizante pero todo depende del matiz, tono y saturación.

El azul en casa

En interiorismo las propuestas son infinitas desde pinturas, papeles pintados o murales para revestimientos verticales como en lencería domestica que aportan textura y sensualidad, sobre todo, en cojines, pufs y alfombras que mejoran el confort funcional y visual de la estancia gracias a su estructura mullida y suave.

También se pueden aportar detalles en las cocinas como en manteles, vajillas y cristalería que se iluminan y engrandecen con el contraste del blanco, por ejemplo.

A continuación, en las siguientes imágenes podrás ver unos cuantos ejemplos de todo lo comentado.

Sofá de tono azul que absorbe la luz por lo que la mejor opción para combinar son colores claros y pasteles ya que el resultado será muy relajante.
En el exterior se puede mezclar con tonos tierras, simulación de mar y montaña.
La combinación con el dorado reproduce elegancia.
Si le damos un toque rosa pastel, el espacio se vuelve delicado.
La combinación con el ocre lo hace vibrante, le da vida y luz.
Una combinación, la del ocre y azul, también ideal para habitaciones juveniles.
Si no eres una persona muy atrevida empieza con unos toques en los tejidos como cojines.
¿Eres de los míos y te atreves a poner un papel como estos molones de Coordonne en un dormitorio o sala de estar? ¡Claro que sí!
¿O con pintar todas las paredes de tu dormitorio en el blue classic de Pantone propuesto para este 2020?

Espero que te haya gustado este post con el azul como gran protagonista. Si es así, ya te adelanto que el siguiente color será el rojo. Por último, te queremos enviar de parte de todo el equipo de MuecoCeuta muchos ánimos. Y recuerda, #QuédateEnCasa 😉

Sara Murcia
Sara Murcia
Graduada en Administración y Dirección de Empresas, no sólo es una de las personas responsables de MuecoCeuta, también te cuenta como experta en la materia, las últimas tendencias en interiorismo y decoración

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *